Significado de Ebenezer

Significado de Ebenezer 

El hebreo también ha contribuido mucho para dar origen a muchas palabras que se utilizan dentro del lenguaje español. Como, por ejemplo, la palabra ebenezer, esta es muy mencionada en el hebrero y significa roca o piedra de ayuda. También, es una palabra que se encuentra en muchas ocasiones dentro del Antiguo Testamento en la Biblia. Por lo tanto, puede que no sea la primera ocasión que leas sobre esta palabra que es sumamente interesante.

Leer Tambien: Significado de

Ebenezer de acuerdo al Antiguo Testamento, se trata de un lugar en el cual los filisteos hicieron un ataque contra los israelitas y fueron derrotados. Para ser más exactos, se trata de la región conocida como Canaán. El objetivo del ataque fue que los filisteos buscan tomar el Arca del Señor, lo cual finalmente consiguieron. Posteriormente, pasado 20 años Samuel reunió a los israelitas en Mizpa con el único fin de que los filisteos pudieran librarse esos y de los dioses que ellos

consideraban ajenos.

Cuando este hecho sucedió, me refiero a una nueva batalla, los israelitas fueron los que salieron con el triunfo. Fue Samuel que tomo una piedra y la denomino como Ebenezer, diciendo hasta aquí nos ha ayudado el Señor y coloca la piedra entre los límites de Mizpa y Sen, en la actualidad no se sabe con exactitud donde es la ubicación de esa piedra. Entonces, para ser más específico se considera que la piedra de ayuda de los individuos en los momentos más complicados es Jesús. Que también es quien se encarga de llevar la paz y tranquilidad al núcleo familiar, económico, salud, laboral y todo en el cual se necesite la ayuda de Dios.

Estaba palabra también se ha implementado como un nombre masculino, Ebenezer, el cual es común escucharlo en ciudades de países como son Canadá, Estados Unidos y Australia. También en países de Centroamérica como Honduras y Guatemala. Su significado no cambia a pesar de que es usado como un nombre de persona. De la Biblia se puede leer lo siguiente:

“Cuando los filisteos oyeron que los hijos de Israel se habían reunido en Mizpa, los príncipes de los filisteos subieron contra Israel. Cuando oyeron esto los hijos de Israel, tuvieron temor de los filisteos. Entonces los hijos de Israel dijeron a Samuel: No dejes de clamar al SEÑOR nuestro Dios por nosotros, para que Él nos libre de la mano de los filisteos. Tomó Samuel un cordero de leche y lo ofreció como completo holocausto al Señor; y clamó Samuel al SEÑOR por Israel y el Señor le respondió. Mientras Samuel estaba ofreciendo el holocausto, los filisteos se acercaron para pelear con Israel. Mas el Señor tronó con gran estruendo aquel día contra los filisteos y los confundió, y fueron derrotados delante de Israel. Saliendo de Mizpa los hombres de Israel, persiguieron a los filisteos, hiriéndolos hasta más allá de Bet-car”.

“Entonces Samuel tomó una piedra y la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ha ayudado el Señor”. (1 Sam 7-12).